AUTORRETRATO DE UN PAÍS EN RUINAS

Hay un lugar donde  uno puede perderse entre ruinas romanas prácticamente solo, pasear por el cardo máximo pisando los mismas piedras que pisaban nuestros antepasados  hace más de 2000 años,  comprar en mercados entre ruinas romanas, omeyas o bizantinas, oír  norias que giran y chirrían desde el siglo V d.c y siguen llenando acueductos que aun  reparten el agua. En estas tierras es posible ver como los pueblos viven entre restos arqueológicos, piedras que son testimonio de las civilizaciones que dominaron las tierras, o incluso visitar castillos y fortalezas de las cruzadas  en un estado de conservación tal que es inevitable revivir  las luchas que se llevaron a cabo.  En este viaje por la historia te  acompaña su gente, de una hospitalidad  y gratitud que pasa fronteras.

Apamea Qala'at SamaanHama

Estoy hablando de Siria, un país situado en un lugar privilegiado del mapa donde ha visto pasar la historia de la humanidad y se encuentra viviendo lo peor que la humanidad ha creado, la guerra. Desde hace 4 años los sirios están  intentando sobrevivir a una guerra por la democracia y la libertad, que de forma pacífica reivindicaron pero sus líderes los quisieron acallar con las balas, y no lo han logrado.  El documental Syria self-portait-silvered water da voz a los sirios y es un testimonio de lo que sucede en el país. El film esta codirigido por Ossama Mohammed y Wiam Simav Berdixan.  El primero, director de cine sirio forzado a salir de su país y que actualmente vive en Paris, es el  responsable del montaje,  la recopilación de videos de youtube de ciudadanos anónimos,  víctimas y verdugos que grabaron pequeños videos con sus móviles, unos pa03-wiam-simav-bedirxan-syriera mostrar las atrocidades que se realizan, y otros mostrando su superioridad por llevar uniforme. La segunda, ciudadana siria que vive en Homs y que  encuentra en el videodiario y la capturación de imágenes  de su  devastada ciudad, cargadas de simbolismo, una forma de sobrellevar su desgracia. El resultado es un montaje que consigue hacer poética del horror y la barbarie, que consigue a partir de videos con enormes pixeles  y ruidos angustiosos que no seamos meros espectadores si no que nos encontremos dentro de la guerra.  Esta tensión y horror disminuye gracias a los videos de Simav,  las conversaciones entre ellos, y al enternecedor testimonio de Omar, un niño que no entiende de revoluciones pero que sabe cómo  sobrevivir a una guerra con la inocencia que da la niñez.

Un documental que del horror hace arte, que  utiliza el arte para dar voz a los sirios ignorados. No es un film político, es una bofetada en toda regla al régimen sirio que prohíbe que entre en el país la prensa extranjera y donde una cámara es un arma.

nyff-silveredwatersyria-poster

Un sirio que emigró en su juventud para prosperar y siente la impotencia de ver en la distancia su país y su familia en una guerra, me dijo: “este documental lo tendrían que dar en todos los cines, en los grandes cines….que se enteren todos de lo que han hecho!”. Y es así. No solo para dar voz a los siros sino también por la calidad del documental.

La película la podéis ver en los cines zumzeig en Barcelona y en la Cinateca de Madrid

Anuncios